jueves, 12 de marzo de 2009

Memoria...



En aquella zona de mi memoria guardo
esos ojos de agua
que se pierden en el mar.
Ojos que contienen el cielo.
La boca que besé.
Esos labios en que busqué la eternidad de
Los besos fugaces.
aquella imagen atravesada en mis pupilas
de sus manos buscando las mías
de mis pies buscando la cúspide de sus pies.
Mi vieja inocencia queriendo fundirse con su experiencia.

En aquella zona de mi memoria guardo
la luna de febrero, aquel último suspiro que anhelo ser dibujado en el papel,
aquella mentira, su mentira disfrazada en hermosa verdad
que dio alas a un sueño ...

2 comentarios:

Yazmina dijo...

VB:”aquella mentira, su mentira disfrazada en hermosa verdad que dio alas a un sueño que no puede volar.” Todo el universo estaría de acuerdo que es un poema dedicado a la desilusión. Pero a la desilusión esperada. “aquella mentira” se sabia mentira, que sabia a mentira y que a veces es mas linda que la verdad, porque nos dice lo que queremos escuchar. Recibimos los clásicos espejitos de colores, dejando de lado nuestro oro. Varias flechas señalan el camino, hay señales de transito por todos lados, carteles con luces y colores. Esta en nosotros hacer caso o preferir nuestro propio mapa. De más esta decir que contiene imágenes románticas, pero especiales al menos para mi, además de la sita que nombre anteriormente me gusta “En aquella zona de mi memoria guardo la luna de febrero” palabras que resaltan la belleza de un verano, diferente, de una noche, de un medio entre las vacaciones totales que nos brinda enero(al menos a nosotros los estudiantes) y la responsabilidad rutinaria de marzo.
Seguí tu camino.
yazmina

VB dijo...

Yaz: No sé si se podría decir que es un poema dedicado, dedicado a la desilusión. Más bien creo que son solamente recuerdos que son atesorados en la memoria.
La desilusión no pasas por la “mentira disfrazada en hermosa verdad”, sino por la realidad que hace que “el sueño alado” sea un sueño roto y nada más.